5 señales que indican que tu piel está estresada

Todos a lo largo de nuestra vida hemos experimentado estrés tanto laboral, en la escuela, lo cual desencadena en muchos casos mala alimentación y falta de sueño. Pero ¿te has preguntado si tu piel se puede ver afectada por el estrés que estás viviendo? A continuación te contamos un poco más sobre esto...

El estrés libera hormonas en el torrente sanguíneo y crea diferentes reacciones en la piel. Cualquiera que haya tenido una semana difícil conoce lo que ésto ocasiona en la piel: ojos hinchados, ojeras, la aparición repentina de líneas finas, entre otras cosas. Los factores estresantes diarios, como un trabajo, la falta de sueño y un estilo de vida poco saludable, pueden manifestarse en la piel de forma en que la piel se desequilibra y no se comporta como lo hace normalmente. 

¿Cómo saber si mi piel está estresada?

El primer paso para saber si tu piel se encuentra estresada es identificar cómo se ha sentido tu piel durante los últimos días. Un ejemplo: Mi piel es seca y últimamente he notado que se encuentra más seca de la normal. También he notado que se irrrita fácilmente (mis mejillas parecen jitomates). 

¿Ya hiciste tu análisis? Ahora te contamos alguno de los efectos más comunes que la piel experiment cuando esta estresada.

Irritación

¿Te has dado cuenta de que cuando estás súper estresada, cosas menores realmente pueden irritarte? Bueno, lo mismo pasa en tu piel. Cuando estás pasando por una situación de estrés, tu cuerpo a veces libera una histamina. Lo cual puede ocasionar que tu piel se sienta muy irritada, con sensación de picazón y enrojecimiento.

Acné

Uno de los peores sentimientos es tener un brote después de un día de alto estrés. Las hormonas que se producen debido al estrés hacen que la piel actúe de manera diferente ocasionando brotes de acné que por lo general aparece alrededor de la boca y el área de la barbilla.

Envejecimiento 

El estrés intenso no solo te hace sentir que estás envejeciendo. El cortisol se ha relacionado científicamente con la descomposición del colágeno y la elastina en la piel. Cuando estás estresado, el cortisol altera tus ritmos circadianos y rompe la estructura de tu piel, haciendo que la piel experiemente arruguitas más fácilmente.

Opacidad

Otra de las consecuencias de tener una piel estresada es la opacidad. Olvidate de tener ese glow natural, ya que éste ocasiona que la piel no se regenere tan rápido por lo que tiende a lucir más opaca. 

Deshidración

El estrés puede afectar la función de barrera natural de la piel ocasionando la pérdida de hidratación.

 

Dejar un comentario

x

x