Conoce la rutina de belleza asiática

Si te suena de algo la rutina de belleza coreana, seguramente conocerás sus famosos e intimidantes 10 pasos para el cuidado facial. Sí, lo sé, sé qué estás pensando ahora mismo “¿10? ¿En serio? ¿Cada día? Sorprendente.

te cotamos más sobre esta súper técnica de los 10 pasos.

via GIPHY

LA RUTINA DE BELLEZA COREANA DE 10 PASOS

Si has llegado hasta aquí, estás a punto de descubrir cómo conseguir una piel radiante y por qué son necesarios cada uno de estos pasos. Un consejo. Presta especial atención a la doble limpieza (paso 1 + paso 2), la esencia (paso 5) y la mascarilla facial (paso 7), porque estos 3 pasos son los que las coreanas consideran fundamentales.    

Paso 1. El desmaquillador y el aceite limpiador:

Aquellos días en los que lleves maquillaje waterproof, comienza tu rutina usando un disco absorbente empapado en desmaquillador para ojos y labios, sobre el rostro seco.

A continuación, usa un aceite limpiador para el resto de la cara (masajéatela y échate un poquito de agua tibia para que emulsione y limpie con mayor profundidad). Aclara con agua tibia y sécate muy levemente la cara (que quede un poco húmeda).

Paso 2. El limpiador de base acuosa:

Ahora que te has limpiado la cara, estás lista para… ¡volver a limpiártela! ¡Toca la doble limpieza!

Paso 3. El exfoliante: 

Aplícatelo sobre el rostro humedecido con agua tibia y deja emulsionar durante un minuto dándote un suave masaje. A continuación, aclara (con agua tibia de nuevo) y sécate la cara con una toalla dándote suaves toquecitos.

No dejes de usar el exfoliante una o dos veces por semana. Te ayudará a eliminar todas las células muertas y ablandará los restillos que se acumulan en los poros, lo que se traduce en una piel más limpia y preparada para absorber eficazmente todo lo que viene a continuación.

Paso 4. El tónico

El tónico reequilibra el pH y limpia cualquier residuo que hubiera quedado de los pasos anteriores, dejando la piel perfecta y preparada para absorber eficazmente todos los nutrientes que vienen a continuación.

Para usarlo bien, simplemente esparce el tónico por el rostro con un disco de algodón o con los dedos, dándote suaves toquecitos. En unos segundos se habrá absorbido complemente y podrás notar la piel automáticamente más fresca, hidratada y lista para empezar la fase de hidratación y tratamiento con la esencia y el serum.

Paso 5. La esencia: 

Si hay algún paso en el que las coreanas “ponen toda su fe”, ese es el de la esencia. Es una sustancia de rápida absorción y consistencia más acuosa que hidrata, da brillo e incrementa la regeneración celular. Es el cosmético fundamental que debes incorporar a tu rutina diaria si de verdad quieres notar resultados visibles.

Paso 6. El sérum:

El sérum (también llamado suero, estimulante o ampolla) es una sustancia de consistencia más densa que la esencia y actúa como tratamiento específico. Con él podrás iluminar la piel, mejorar su elasticidad, mitigar las manchas o suavizar las líneas de expresión. 

Paso 7. La mascarilla facial:

Lo ideal es que uses al menos dos mascarillas a la semana pero, recuerda que dependerá de cómo sea tu piel. Por ejemplo, si tienes la piel grasa con una a la semana sería suficiente, mientras que si la tienes muy seca, deberías usar más de dos.

Ponte la mascarilla sobre el rostro, ajústatela bien y deja actuar durante 20 minutos. Con este sencillo paso, le aportarás un chute de energía en toda regla a tu piel. El contacto prolongado y el tejido de la mascarilla evitarán que se evapore la esencia, mejorando la capacidad de absorción de todos sus ingredientes, y consiguiendo una piel más hidratada, nutrida y cuidada.

via GIPHY

 

Paso 8. La crema para el contorno de ojos: Piensa que la piel alrededor del ojo es la más delicada, hasta 10 veces más fina que la del resto del rostro, y la más sensible a sufrir microarrugas. Por eso necesitas cremas especiales para esa zona que sean rica en nutrientes e ingredientes que hayan sido especialmente formulados para mejorar su elasticidad y no irritarte el contorno de ojos. Con esta crema podrás combatir las ojeras, la hinchazón y las patas de gallo. Elige tu contorno de ojos y aplícatelo con suaves golpecitos. Siempre desde dentro hacia afuera y solo en los parpados fijos, es decir, donde hay hueso.

Paso 9. La crema hidratante:

Elige la crema que mejor vaya con tu tipo de piel y con aquello que quieres tratar, y aplícatela sobre el escote, cuello y rostro. Extiéndela siguiendo movimientos ascendentes de dentro hacia fuera, y recuerda no embadurnarte ni presionar al extender la crema… Solo conseguirás tapar los poros, disminuir su efecto e irritarte la piel. 

Es más densa e hidrata más intensamente, lo que significa que la crema sacará el máximo partido a tus horas de sueño que es cuando se regenera y se renueva tu piel.

Paso 10. El protector solar:

Es un de los pasos más importantes ya que usar protector solar todos los días ayuda a evitar el envejecimiento prematuro de la piel, así como manchas, y demás daño que ocasiona el sol en el rostro.

Dejar un comentario

x

x