Estos son los errores más comunes que puedes estar cometiendo

Desde el momento en el que conocí el skincare ha sido una de mis prioridades más importantes, claro que a la par se encuentran mantener mi bonsai vivo y ver las historias de Instagram de Cole Sprouse en tiempo real. Seré sincera, cuido mi carita con mucho amor para permanecer joven para siempre. 

 

via GIPHY

Okay, vayamos al punto. Uno de los aspectos más importantes al momento de mantener una rutina de cuidado de la piel efectiva es ser constantes y "comprometerse" (por así decirlo) a los productos para ver mejores resultados. Sin embargo, si te has preguntado "Lavo mi cara constantemente ¿por qué sigo teniendo granitos? o probablemente has visto que tu suero preferido no está funcionando como antes. Si te sientes identificada entonces problablemente estás cometiendo alguno de estos errores:

1. Confundir skincare con "skin health" (salud de la piel)

El skincare va acompañado de buenos hábito como: una  buena alimentación, dormir 8 horas, y sobre todo mantener la piel hidratada. El mejor tratamiento antiedad es mantener hábitos saludables (como los antes mencionados).

2. Lavar tu piel más de 2 veces al día

Mantener una barrera natural de la piel saludable es fundamental para lucir una piel sana. Así que si lavas tu rostro más de 2 veces al día puedes estar dañando tu barrera de la piel.

Lo recomendable es lavar tu cara por las mañana y por las noches (únicamente).

3. Aplicar los productos en desorden

Uno de los principios de la rutina coreana es aplicar los productos de los más ligeros a los más heavy. Si quieres aplicar varios sueros primero aplica el que tenga la consistencia más acuosa y después el más espeso.

Si quieres conocer más acerca de la rutina coreana da click aquí.

4. No estás aplicando protector solar

Stop! El bloqueador es uno de los pasos más importantes de la rutina de skincare, ya que éste ayuda a proteger tu piel de los dañinos rayos UV. Además si utilizas ingredientes activos como la vitamina C, los ácidos AHA, BHA o PHA, puedes ocasionar que tu piel se manche. Y definitivamente nadie quiere eso.

 5. Te olvidas del cuello

Extiende el amor que le das a tu carita al cuello y pecho para mantenerlos hidratados.

Dejar un comentario

x

x